30 de agosto
Dispositivos móviles, oportunidad para llevar la lectura a todos lados

Artículo completo en: economiahoy.mx

La adopción y el auge de los dispositivos móviles, principalmente de los celulares, en México y el mundo se ha convertido en una oportunidad para llevar la lectura a todos los rincones y terminar con los obstáculos para la alfabetización.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) calcula que seis billones de personas tienen acceso a celulares activos y más de 90 por ciento de la población está cubierta por una red móvil.

En México, de acuerdo con la primera Encuesta Nacional Sobre Consumo de Medios Digitales y Lectura entre Jóvenes Mexicanos, realizada por Banamex e IBBY México/A Leer a muchachos de entre 12 y 29 años, el uso del smartphone ha cambiado la visión de los jóvenes hacia la lectura.

Datos de este estudio revelaron que el consumo de materiales de lectura es una práctica cotidiana entre ese sector de la población, que tiene una mayor capacidad de elección de sus contenidos con base en sus intereses, aunque probablemente son temas más efímeros y breves.

Al mismo tiempo, se llegó a la conclusión de que en México se lee más por gusto que por obligación. Indistintamente de la ocupación de los muchachos, hay mayor acercamiento a la lectura por elección propia, ya que ésta no está concebida únicamente como el consumo de libros o contenidos literarios.

En suma, los teléfonos inteligentes o smartphones están modificando los hábitos de uso de información y lectura de los jóvenes, cada vez más acostumbrados a textos mucho más visuales y diversificados.

la alta proporción de jóvenes que gustan de la lectura (ocho de cada 10), aunada al consumo y creación de textos cortos a través de las redes sociales y servicios de mensajería, muestra la oportunidad de utilizar los medios digitales como nuevo canal para la formación de lectores, a partir de la generación de textos elaborados y difundidos por los mismos usuarios.

El informe mostró que en el transcurso de 12 meses, los usuarios de libros electrónicos leyeron 24 títulos en promedio, mientras que los de impresos sumaron 15.

Para los defensores de la alfabetización, agregó, esta tendencia es sumamente prometedora, ya que parece indicar que los beneficios de la lectura móvil son exponenciales y pueden acelerar el desarrollo de la lectoescritura.

Indicó que a nivel mundial, los lectores móviles se interesan por una amplia variedad de materiales de lectura. Los datos de uso señalan que buscan y leen activamente novelas románticas, libros de texto, cuentos, best-sellers, información sanitaria, consejos profesionales, materiales religiosos y otros.

La Secretaría de Cultura, a través de la Dirección General de Bibliotecas, ya tomó cartas en el asunto con la creación de la plataforma Digitalee, que es un servicio de préstamo en línea de novedades editoriales en español, para todos los usuarios de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas.

Tiene a su disposición miles de títulos que se pueden leer desde cualquier dispositivo conectado a internet: computadora, tablet, teléfono inteligente o lector de libros electrónicos, que sean compatibles con el DRM de Adobe o cuenten con la aplicación de Adobe Digital Editions. También se puede acceder al servicio, a través de la app Digitalee, disponible para IOS y Android.

Así las cosas, se puede decir que la lectura digital otorga una oportunidad para poner al alcance de todos el universo de la cultura escrita. Como señala Nuria Sanz, directora y representante de la Oficina de la Unesco en México, si bien la lectura en medios electrónicos puede no ser una panacea, sí se trata de una oportunidad invaluable.

Para ella, el informe "La lectura en la era móvil" puede contribuir a generar, en nuestra región, directrices oportunas para el desarrollo de las políticas públicas y proveer de pautas metodológicas a los educadores, para avanzar en programas en torno a la lectura y la alfabetización, sin abandonar el extraordinario patrimonio oral de Latinoamérica.

Los dispositivos móviles, pues, han cambiado los hábitos de aquéllos que aseguraban que la lectura era aburrida. A querer o no, leer se ha convertido en una actividad diaria, aunque se trate de textos cortos e interactivos.

Y lo mejor es que no significa el fin de los libros impresos, sino la apertura de puertas, para ampliar la oferta de materiales de lectura. Sin duda, ambos formatos pueden seguir coexistiendo.

Sigue nuestras redes sociales para estar al día de todo lo que ocurre en el universo Santillana Compartir
Contigo, hasta alcanzar tus sueños
planets