16 de marzo
Innovar durante las tareas de los hijos en casa
La responsabilidad de que los estudiantes aprendan se vuelca casi exclusivamente en las instituciones educativas

Existen alumnos, muy disciplinados, que suelen aprobar todas sus clases sin mayor dificultad. Por lo general, estos estudiantes son exigentes y encuentran satisfacción en los logros que van consiguiente desarrollando un círculo vicioso que estimula a que cada vez se comprometan más con sus estudios. En el caso opuesto, vemos alumnos que suelen llevarse muchas materias y si no repiten de año, lo pasan con mucha dificultad. Aquí vemos estudiantes que suelen tener baja autoestima, desinterés o algunas dificultades de aprendizaje no siempre diagnosticadas. Lo más curioso, es que en ambos extremos, encontramos estudiantes que asocian los eventos de estudio o aprendizaje con experiencias negativas. En el caso de los más “exitosos” por no poder lidiar con la auto-exigencia o la exigencia de sus padres y el caso de los estudiantes con malas calificaciones, por las constantes peleas que se generan en casa en torno al estudio. 

Si bien las instituciones educativas están comenzando, lentamente, un proceso de transformación atravesado por la innovación tecnológica y las necesidades de un mercado laboral que exige otras habilidades más allá de los contenidos clásicos, los padres tienen un rol fundamental en el desarrollo de los aprendizajes de sus hijos.

En esta escena cotidiana: Cloé, de 3er año de Secundaria su clase de biología tiene examen al otro día sobre el sistema nervioso y ella casi no tomó notas en la clase por lo que recurre a la excusa de no estudiar porque no tiene de donde hacerlo. Los padres podrían castigarla, quitarle las salidas con sus amigas y hasta prohibirle use su celular. Cuando estas situaciones se repiten en lo cotidiano, se desarrollan experiencias negativas que terminan asociadas al momento de estudiar. En cambio, padres creativos, buscarían con ella videos-tutoriales y ejercicios del sistema nervioso, le enseñarían cuáles son fuentes con información validada y hasta propondrían consultar con un profesor online si tuviesen dudas puntuales para resolver la noche anterior al examen. 

La creatividad y la innovación a la hora de sentarnos a estudiar con nuestros hijos pareciera tener un rol clave en fomentar experiencias positivas en torno al hábito de aprender y desarrolla habilidades de aprendizaje para toda la vida. 

Cuando el problema es memorizar ciertos conceptos (aunque esto ya no debería ni tener que contemplarse!), los padres creativos propondrían a Cloé inventar una canción con las palabras o conceptos que debe recordar. Con sólo tararear la canción al comienzo de su examen, los conceptos serán bien claros para ella sentada con la hoja de su examen y podrá reducir el estrés para responder adecuadamente. 

Generar experiencias positivas en el momento de estudio en casa, puede ser la forma de generar hábitos de aprendizaje conectados al disfrute y que tengan resultados fructíferos para el niño o joven. Lograr motivarlos en el hogar ayuda a comprometerlos con la escuela y su propia educación. No esperar a que termine el año para encontrarnos con materias en el verano, sino acompañar el proceso desde un lugar creativo puede hacer que este año nuestros hijos enfoquen de una nueva manera sus estudios.

Denise Abulafia - Doctora en Ciencias Biológicas y especialista en tecnologías educativas.
Fundadora de Educatina: www.educatina.com
Leer el articulo completo en: vidayestilo.terra.cl 

Sigue nuestras redes sociales para estar al día de todo lo que ocurre en el universo Santillana Compartir
Contigo, hasta alcanzar tus sueños
planets